miércoles, marzo 28

Maroteando mangos.

Buenos tiempos aquellos.

Cuando no tenia TC, cuando no tenia que hablar con 10 mujeres y a las 10 hacerle gracia, y cuando NO te mandaban un mensaje y solo de abrirlo sabia el remitente que lo habías leído.
Tiempos de oro que nunca vuelven, y así pensando recordé una vez que me cogió con marotear mangos (marotear es un termino popular que significa coger frutas, según algún loco viejo por ahí.)

En ese entonces todo en el vecindario eran casas, nadie te sacaba un arma de fuego y los vecinos con 15 mala palabras te respondían. Teníamos una victima en la mira, era la vecina, la teníamos a jugo porque era ella la única de toda la manzana que alardeaba de una gran mata de mangos, mangos 100% banilejos, nosotros éramos tan fuerte que con su propia "vara" le tumbamos los mangos.

Yo era el maestro de la operación, me volaba al patio (había un perro en su casita, encadenado), PORTAMI yo me volaba cogía la "vara" empezaba a tumbar mangos como cosa loca, todo eso en 120 segundos y luego venían los muchachos con fundas y esperaban a que yo le tirara los mangos de un patio a otro. Había que joderse porque estar frente a un muro y esperar una lluvia de mangos como si fuesen Flechas al estilo 300, encima de eso tratar de cogerlos con una funda abierta, era una de las habilidades que se aprendían en aquellos tiempos.

La vecina estaba al grito, y como se notaba que era una mujer de paz, alguna catequesis hizo por ahí porque yo desde el primer robo de mangos le suelto el perro... jajaja yo si. En cambio ella solo se limitaba a vocearnos " Le voy a soltar el perro " "déjenme los mangos tranquilos" "muchachos del carajo"...

Aquel día, y la temporada de mangos en sus buenas, nos dio con volver a marotear mangos, me catapulte con las manos de los muchachos y con dos zancadas bien posicionadas estaba en el borde del muro, de un lado el patio de la vecina, del otro el patio de la salida. En ese momento tenia en mis pequeños hombros el diablito y del lado derecho el angelito, uno me decía termina de tirarte y el otro "devuélvete chamaquito" tuve mi maldita duda, si que la tuve coño, parecía Tarzan encima de aquel muro de 3 metros entonces fue cuando lo vi...

OHHH MY GOD...


En el patio de la doña, encima del fregadero reposaban en una cubeta los mangos más grandes y coloridos que mis ojos jamás han visto... BINGO esa fue la motivación que necesitaba para lanzarme. " Oyeee piénsalo popin, acuérdate lo que dijo la vieja" decían ellos, "Tranquilos, ya verán eso es rápido" repetía yo y en un open & close de eyes me tire como un gato y con pasos rápidos como una gacela llegue al fregadero, use mi t-shirt y cogí aquellos preciosos mangos que la vecina tenia apartados, me doy cuenta que estoy ya preñao de mangos, que no me cabe ni la menor duda y es cuando me doy media vuelta llevándome la mayor de las sorpresas. Tenía frente a mis ojos, ojo por ojo el fabuloso perro de la vecina, un maldito Rotwailer de mi tamaño, con la boca llena de baba espumosa y oigan esto! si alguien me comparaba con una funda de mierda la diferencia era la funda.
Oi en la lejanía un: !corre marineroo! pero tenia los pies clavados en la tierra mientras los mangos uno por uno se me iban saliendo por el costado al mejor estilo Matrix.

El instinto humano de supervivencia se me puso a mil y lo único que se me ocurrió fue tirarle todos los mangos al perro y mandarme a huir. Así fue!, le tire todos los mangos al Rotwailer y patica pa`que te tengo, para no cansarles el cuento los muchachos me dijeron que nunca tope el muro para brincarlo, al día de hoy no se como pude volarme ese muro pero de algo si estoy seguro, el perro se jalto de mango y yo mas nunca probé uno de esos.


Recordar es vivir.


Pasen Buenas.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajajajajajajajjajajajajajajajajajajajaajajjajajajajajajajja mala de la risa tu no querias mango coge mangooooo degraciaooo!

Anónimo dijo...

jajajjajaja k cura con tigo....

Anónimo dijo...

jajajjajaja k cura con tigo....

Cyriel dijo...

jajajajjajajajajjajaj :D
que buenos tiempos carajooo!!!

Geminix Cero Siete dijo...

a mi abuela la tenian a jugo los carajitos del barrio. 2 matas de mango, 3 de limoncillos y 2 de tamarindos. Aun no me explico como no se consiguio un perro pa salir de ellos.

Enmanuel Pops dijo...

Wow, jejejejej esa doña la pusieron a coger lucha mi querida Gemenix...


SAludos.