lunes, junio 15

La carrera mas exigente.

Ayer domingo tuve una de las carreras más exigente en lo que llevo corriendo, es verdad que solo eran 10km pero en las condiciones que me encontraba para mí fue todo un reto, les cuento...


Hace dos semanas me fui a correr al mirador 21 km, esa mañana sali a hacer 10 pero me sentía tan bien que decidí extenderlo a 21, quería saber si podía hacer el half maratón y aunque llegue gateando pude completarlo sin detenerme, dos horas y nueve minutos, ósea dos fuckin horas corriendo como un hijo de la gran puta, nunca imagine al nieto de doña Ana en eso (= , desde ese día traigo una carga en las piernas que no he podido liberar, las tengo dura como un bizcocho de Nitin, descanse solo al día siguiente y luego retome a mis actividades, con esto les cuento que nunca me pude recuperar de los 21 y ya tenía otro reto por delante.

¿Entonces por qué te inscribiste en la de ayer Pops?  No se, soy terco como mi abuelo, además nunca había corrido en el Jardín Botánico, no me quería quedar y también tenía un buen grupo a mí alrededor que contaba conmigo, entre otras cosas.

El sábado un día antes de la carrera me fui para al Gimnasio en la mañana 1 hora de trabajo y en la tarde me llamaron para invitarme a jugar basquetbol, me fui también 5 juegos, en la noche me junte con las mujeres y cocinaron unas pastas al pesto con miras a la carrera y mucha pechuga de pollo, excelente y bien buenas que estaban, ese día me acosté a la media noche.

Me tire de la cama a las 5:55 am la carrera estaba programada para las 7:30 am, llegue temprano a las 6:40 pensé que me la estaba comiendo y cuando miro a mi alrededor medio santo domingo allí, ohh wow, a parquearme en los alrededores, encontré una acera y ahí lo subí, lo hice tranquilo sin nervios como que no era conmigo :D.


Desmontándome lo primero que hice fue avisarles al grupo por el WhatsApp que había llegado, luego me mande corriendo al baño portátil y ahí descargue 2 litros de orina que traía en reserva, “estaba listo”, se respiraba un aire de competencia, mucha gente, música de fondo, buena vibra y organización, globos, payasos, modelos, también muchos sponsors promocionándose, pero yo de verdad no estaba tan listo por eso lo puse entre comillas, me sentía una molestia en una de las piernas y en mi mano izq un pequeño dolor que al parecer me dieron un fuetazo en el basquetbol y lo empezaba a sentir, bueno de hecho ahora escribiendo en este teclado lo estoy sintiendo, pero como yo no corro con las manos no le di importancia :D pensé correr bastante suave, nada de mejorar tiempos, ya que estaba ahí, hasta caminar si era necesario.

Me ubique en un punto céntrico a esperar al grupo, fueron llegando en diferentes tiempos ya eran casi las 7:30 y solo faltaban dos amigas que le cogió lo tarde, me llamaron que si andaba con bolsillo para que le lleve la llave del carro, les dije que no tenía problemas que las iba a esperar, entonces decidí no moverme de allí, el animador de la actividad por su altoparlante invitaba a todos a pasar a la línea de salida para en breves minutos dar inicio, ya eran las 7:20 am les dije a los demás, señores váyanse al punto de salida yo los alcanzo y se fueron moviendo.

La carrera inicio, habían unos mil y picos de corredores (no me crean, tire un número a loco pero si que había gente allí), las mujeres que esperaba llegaron a las 7:35 am, nos tomamos la foto de inicio (yo ansioso y ellas “UNA FOTO POPS”) jajaja que vaina, venga fotooo!!! me entregaron la llave y les dije nos vemos ahora las dejo en buenas manos, lo más importante (Puse Metallica en el celular) Fuegoo!!! , los primeros pasos que di solo pensé “ohhh Dios mío pero yo toy mal”
La ruta del botánico es muy cambiante, bajadas largas y subidas satánicas de hasta 130 metros de inclinacion, saliendo te encuentras con la primera bajada, entonces ahí puse las piernas en Neutro y baje con la inercia, estaba frio a pesar de que había calentado un poco antes, me sentía incómodo con mi pisada, no veía a nadie adelante ya que el grupete había salido 5 minutos antes, yo no andaba en competencia tampoco pero fui cogiendo mi ritmo. La realidad es que el que no ha corrido en estas actividades no puede entenderlo, es algo como mágico, uno como que cambia y rinde más de lo normal, yo creo que eso anda en el ambiente, se respira esa energía de dar el extra, una vaina del carajo. Vi el primer letrero que indicaba que ya habíamos recorrido 2 km,  empecé a alcanzar a los más rezagados y para mi suerte mis piernas se calentaron, llevaba buen ritmo, en las bajadas me ponía en neutro y en las subidas hacia un sprint, no sé si es lo correcto pero me funcionaba, en una doblo una de las curvas y veo más adelante el camino bloqueado, se trataba de un grupo de mujeres que iban trotando y ocupando todo el carril y yo por donde voy a cruzar, aproveche un momento que se abrió una brecha entre dos mujeres y por ahí me metí, no calcule bien y choque brazos con una de ellas (la más fea por cierto) le pedí disculpas y seguí mi ritmo.

Llegando al kilómetro 4 todavía no había visto un punto de hidratación, algo que vi bastante mal en la actividad, traía la boca reseca como indiana Jones y PUFFF por fin agua a la vista, tome mi derecha y extendí mi brazo, me pasaron un vasito de café como por la mitad de agua, dándome el trago delante de mi encontré algo que me hizo pensar porque no fui rico en vez de buenmozo, la verdadera subida, solté el vasito de la mierda y a lo Toreto puse el nitro e hice mi sprint, subiendo había una curva y después de la curva seguía la pendiente, llegue sin aire y las pulsaciones del corazón por encima de la media, ya en lo plano baje el ritmo lo que me tomo un proceso pero no me detuve, estaba llegando al kilómetro 5 lo que indicaba que apenas iba por el 50% de la carrera y en ese momento pensé detenerme, jurao que si, mis piernas no daban para mucho más y no tenía razón fuerte para seguir corriendo tanto, podía caminar un poco y luego volver a intentarlo porque no, pero en ese preciso momento en la primera bajada que volvía a tomar de mi segunda vuelta me paso una señora de unos 60 años por la derecha, sepa que no se rebasa por la derecha pero aquí se vale jajaja me paso a un ritmo bárbaro con su melena larga, parecía una cola de caballo con sus 5,4 de estatura, justo cuando yo pensaba abandonar viene esta señora que me duplica en edad sin rendirse, eso fue como un detonante inspirador para mí, me sacudí y decidí continuar, no se me fue lejos ella bajo rápido y yo en neutro y en la próxima subida hice mi sprint y la deje atrás, no sin antes girar mi cabeza para verle la cara y a su vez darle las gracias con la mirada por darme ese pequeño empujón que necesitaba.

En el kilómetro 7 llegaba por fin el otro punto de hidratación, esta vez me fui por la izq. extendí mi brazo y me pasaron una botella de un litro, jaja o era un chin o era esto, me fui con mi súper botella que no sabía cómo agarrarla, me la tiraba en la cabeza, me mojaba las manos, me daba pequeños sorbos y na de acabarse, lo último que hice fue brindársela a los corredores que iba alcanzando hasta que uno si acepto, seguía avanzando contundentemente con mi botella en la mano, de tantas cosas que uno piensa corriendo me puse a imaginar que si alcanzo a uno de los muchachos de mi grupo le voy a tirar lo que queda de agua encima, era difícil porque ellos salieron puntual y yo 5 minutos más tarde.

Más adelante llegando al km 8 decido botar la botella justo antes de tomar la próxima pendiente y para mi sorpresa no podía creer lo que tenía delante de mí, había alcanzado increíblemente a los muchachos me los tope en mitad de la subida, hice un sprint sin gasolina en el tanque y los toque de hombros, se quitaron los audífonos y uno de ellos me dijo “el diablo” ni yo lo podía creer solo le dije “ que? pensaban que se iban a librar de mí?” Dicho esto agregue: “señores estoy explotaoooooooooooooo voy con el alma y ahora con ustedes…”
 
el de rojo y el codo que se logra ver, son los muchachos que alcance
Dos kilómetros nos separaban de la meta, mantuvimos el ritmo, llevaba los oídos llenos de agua de tanta que me tire, no escuchaba uno de los audífonos pero era por mi oído tapao, en la última recta los muchachos hicieron el ultimo sprint, pero yo decidí no hacerlo, llegando a la meta casi chocamos con un grupo de payasos que se pararon a tirarse una foto en la misma meta, le pase por el lado extendí mis brazos y dije LO LOGREE, me pasaron una botellita de agua , después baje la velocidad, me pasaron un guineo, después una manzana y una bebida energizante, parecía que venia del supermercado con tantas vainas y por fin me detuve, saque mi celular para detener la aplicación (mínimo yo soy un pulpo) pero la pantalla estaba mojada y el touch no me dejaba, ni si quiera el touchid el sensor de huellas, trate de secar la pantalla respirándole aire caliente pero nada, al rato pude desbloquearla y detener la app.


Runkeeper marcaba 56 minutos 17 seg, 10.17 kilómetros

Me sentí súper bien porque no me rendí, estaba explotao pero la mente es quien manda, gracias a la doñita que sin querer me dio otro aire para seguir, corrimos por las personas diabéticas, corrimos para sentirnos libres, corrimos por diversión y sobre todo corrimos por la salud de cada uno de nosotros.
Esa ruta fue muy exigente, después al final nos reunimos todo el grupo, muchas fotos mucha chercha y sobre todo había que hablarme de comida, nos fuimos a comer en barra payan me metí dos piernas queso Danes con una batida de granadillo con K UFFFFFFF  cierren etoo...

El que corre sabe.


FIN