viernes, diciembre 20

Las aventuras de mi PS4 (Finale)

Del otro lado del teléfono mantenía conversación con el supuesto dueño de la tienda de celulares y videojuegos, discutimos precios como dos buenos mercaderes de la antigua Grecia.

"Necesito comprarte el PS4, acabo de vender tres y viene otro cliente de la romana, le dije que le tenía el suyo, por eso estoy interesado".

 Yo: tato, tato, mi precio es 28,500
  •  Dejalo en 27,000
-tu abuela
Yo: bueno, 28,000
  •    Manin  27,500
Yo: Ok, pero no te acostumbre.

Mañana se lo llevo que no ando con el encima le decía yo, inmediatamente el hombre me interrumpió y dijo; "es hoy que lo necesito, el señor viene de camino".
En ese caso y dada la prisa, además que tengo que bajar a casa a buscarlo, vuelvo a posicionarme en mi precio iniciar 28,500 lo coge o lo deja.

  • Hecho
Tan pronto cerramos el teléfono, marque a mi taxista de confianza, el famoso Johnny 176 de Anacaona, "Hágame el favor y pásese por casa y recójame la consola para que me la suba aquí al trabajo". Así lo hizo, entrega en mano y me monte en mi carro a emprender mi camino para Acrópolis Center. Desde el parqueo volví a llamar a mi comprador potencial pero para mi sorpresa (aunque ya estaba que nada me sorprendía) las llamadas no entraban... Me cago en la MADRE.

Caminando con mi caja en la mano como si fuera un maletín por los pasillos de la gran Acrópolis, voy pasando por los predios de Hooters, dada mi desafortunada suerte como vendedor ambulante, en ese preciso momento mi sexto sentido me enviaba una señal y yo no pretendía defraudarle, en lo que el hacha va y viene y al pendejo este le da con cogerme la llamada (no bien la morena fea esa me invitaba a pasar) le dije "Mi amor, tráeme una margarita clásica bien cargada para que el viaje no sea chino" a la vez que seguía llamando, unas veces sonaba otras salía la contestadora.

Pensé en que ya no me querían coger la llamada, que había un plan orquestado, que me tenían ubicado en la plaza, luego la morena fea le iba a poner Diazepam a la margarita e iba a caer tendido en la mesa y a Tomas le entrarían a palos cuando intentara mandarse y luego me meterían en la parte de atrás de una furgoneta y me llevarían lejos de ahí para torturarme a pellizquitos y sacarme más información... Ok ya

"déjame marcarle desde tu cel" le decía a mi amigo Tomas, pues claro yo no pretendía ir solo para alla, en el primer intento lo cogieron de una vez.  "ANJAA y a mí no"

Estoy aquí en Acrópolis le dije yo, MAS JARTO QUE EL CULO...
-Arranca para la tienda…

 Cuando vamos llegando vemos mucho movimiento pero lo que nos llamó la atención fue un hombre misterioso sentado a las 4:pm (ubicación militar), con gafas oscuras y mirando por encima de ellas, apreté mi nalguita y entramos, allí dentro volví a llamar porque todavía no sabia con quién hablaba, oigo que suena un celular y todos los que trabajan allí seguían como si nada, nadie se inmutaba, el sonido que emitía el celular era muy agudo y rápidamente mis oídos triangularon su posición, estaba encima de la góndola.

Parados y en el medio de la tiendecita lucía un cansado Pops con 30 años en la costillas acompañado de su fiel escudero con la mirada perdida y el celular en la oreja, estábamos invisible ante todos, quizás debí tirarme un buen PEO pero no lo tenía, hasta que alguien toco mi espalda...

Soy yo... Permíteme

Tomo la caja del Playstation 4, la elevo a la altura de los hombros, la reviso por los lados, comprobó que aun mantenía su sello, y como si fuera el viejo Corporán de los Santos entregando un premio, extendí mi mano.

Al fin

Uno encima del otro, en papeletas de 2,000 y 500 me hizo entrega de Veintiocho mil quinientos pesos. Le sacaron una copia a mi cedula y firme un recibo.
Aun teníamos pendiente el hombre misterioso que ahora se posicionaba a las 7PM (ubicación militar) doble mi fajo y lo metí en la cartera que ni cerraba. Salimos de ahí con 7 ojos, pegados de la pared, Tomas andaba en reversa y yo hacía delante, le tocaba en el hombro para avanzar, parecíamos el quipo ALFA del NAVY de los EE.UU.

La operación fue un éxito, prendí el carro y podía ver por el retrovisor como dejábamos atrás la plaza de Acrópolis, y justo cuando me detengo en el primer semáforo, vuelve a sonar mi celular...

-Era otro comprador interesado,  LO VENDISTE?  yo te doy RD$ 30,000.00


NO ME JODA; YA SALI DE ESA VAINA.


Pasen Buenas...

5 comentarios:

Roberto Ramirez dijo...

ahahahaha! ta buena!

Cyriel dijo...

JAJAJAJAJAJJAJA que Odisea mi querido Pops!!!

Enmanuel Pops dijo...

hahahahha coño que sosobraaaaaaaaaaaaa

Maria Carrasco dijo...

Apretaste tu nalguita rode ! Hahahahaa

Anónimo dijo...

Hola, tieneѕ un blog bastante bien detallado. Excelente...
Vоy a agregarlo en favoritos y suscribirme a loѕ feeds.
Estoy muy сontento dе habеr encontrɑdo tanta
aclaración aquí dentro, qսe me dan ideas y me
inspiran ρara futuros ensayos. Muchas gracias pοr colaborar.


Feel free to surf tߋ my աеb blog; domicіliacion de empresas (http://strategicdatingcoach.com/tiny/secretariavirtual431425)