miércoles, enero 27

Chiste: Las uñitas.

En la sala de un consultorio veterinario se encuentran dos perros: Un hermoso pastor alemán y un doberman, igualmente grande y bello... El pastor le pregunta al doberman:
-¿Por qué estás aquí?
-Bueno, a mí me van a sacrificar....
-Mieerda! ¿Y por qué?
-Bueno, el caso es que le mordí la manita a la bebita de mi dueño.
-Oye, ese no es motivo... ¿Y no te pueden perdonar?
-Lo que pasa es que la bebita tiene tres meses y casi le arranqué la mano.

-¡No jodas! ¿Por qué hiciste eso?
-No sé, simplemente sentí ganas de hacerlo....Pero dime, ¿por qué estás tú aquí?
-Bueno, lo mío fue también cuestión de ganas....Me estaba bañando con mi dueño, él se agachó para recoger el jabón y no me aguanté las ganas... me fui por detrás, lo sujeté con mis patas y se lo metí.
-¡¡Nojodaaaa, hijueputa!! ¡¡Segurito que a ti también te van a sacrificar!

-Nooo !!! a mí solo me van a cortar las uñitaaaas.

2 comentarios:

Keseyoke dijo...

jaja medio viejo pero buenazo...con este comentario culmino mi rafaga comentativa por esta noche, nos vidrios popin

Cyriel dijo...

jejejeje na que naaaa tanto le gusto que atendera mejor su perro jijiji que m.... :P