sábado, mayo 31

Chistes de Suegras

-¿Por cuánto me compras a mi suegra? - ¿Tu suegra? Por nada. - De acuerdo, trato hecho.

-Pepe, te veo preocupado. - Es que por poco atropello a mi suegra. - ¿Te fallaron los frenos? - No, no, el acelerador.

-Dos amigos: - Si no fuera por el bigote, serias igualito a mi suegra. - Pero, si yo no llevo bigote… - Pero ella sí.

-Un hombre encuentra un Genio, éste le dice que puede tener lo que quiera, pero que su suegra va a recibir el doble de lo que él pida. El hombre piensa un instante, y pide: - Quiero un millón de dólares y que me golpeen hasta dejarme medio muerto.

-Una mujer le pregunta al marido: - Pepe, ¿Que haces tan pronto en casa? -Que se ha caído mi compañero del andamio y se ha matado. -¡Pobre familia!. Menos mal que por lo menos el seguro de la empresa les va a pagar quinientos mil Euros. Y la suegra se mete y dice: - Y tu ¿Donde andabas que no estabas trabajando con tu compañero?

-Un hombre fue al entierro de su suegra bien borracho. Esa noche volvió al cementerio todavía mas borracho a buscar la tumba de su suegra. Al rato escuchó una voz que provenía de la tumba de la vieja y vio una mano que hacia un esfuerzo para salir de la tierra, la voz decía - !!!Sáquenme de aquí … sáquenme que estoy viva ¡¡¡ El hombre, borracho y muy nervioso, pisaba la mano de la vieja con el pie y le decía - ¿Viva? .. !! lo que está es mal enterrada ¡¡¡

-Un hombre habla con su esposa: A mi me gustaría que mi suegra fuera una estrella. - ¿Si? Para que los llevase a Hollywood? -No, para que estuviese a 3000 años luz.

-Un hombre va al psicólogo y le dice: - ¡Doctor me he peleado con mi suegra! Y la vieja me dijo que no me volvería a hablar en un mes. - ¡Pero hombre!¿Eso es una gran ventaja no? - ¡Para mi no! ¡Es que el plazo se vence hoy!.

-Se encuentran dos amigos y le pregunta uno al otro: - Oye Juanjo ¿Como te va con tu suegra?. A lo que Pepe responde: - Pues te cuento, ¡Me trata como a un dios!. Juancho entonces pregunta - Eres el primero que oigo hablar tan bien de su suegra! Y ¿Como que te trata como a un dios?. Y Pepe le explica: - Sí, me trata como a un dios. -¡Sabe que existo, pero no me puede ver’.

-¡Amor mio!…¡Amor mio!….¡Amor mio!… Hace media hora que se cayó tu madre de la terraza. - Y ¿Por qué no me avisastes antes? - Es que no podía hablar de la risa.

-Auxilioooo…, socorrooooo….., Llamen a los bomberooos… ¡Que se quema nuestra casaaa!,- grito la mujer - - ¡Shhhhhhh!… silencio amor mio, no hagas ruido… que vas a despertar a tu madre.

-Suegra, ¿Usted cree en la reencarnación? - Supongo que sí. - Y dígame, si usted se muere, ¿En qué animal le gustaría reencarnarse? - Pues a mí siempre me han gustado las serpientes. - ¡No vale repetir, no vale repetir!

1 comentario:

Cyriel dijo...

jajajaja tan buenoss :D!!!
pobre de las suegrass :P :)!!