miércoles, mayo 7

René Lavand

Lo primero que llama la atención de este mago argentino con apariencia de viejo tahúr del Mississippi, es que realiza todos sus trucos con una sola mano, la izquierda, ya que perdió la derecha en un accidente cuando sólo tenía nueve años. Lejos de rendirse por ello, Lavand practicó y practicó con las cartas desde su más tierna infancia hasta alcanzar un completo dominio. Para ello tuvo que seguir un camino autodidacta ya que como él mismo decía: “todos los libros y técnicas son para magos de dos manos”
Lo siguiente que nos sorprende es su elegancia, su parsimonia, su poesía y su exquisito tratamiento de la pausa…

No se puede hacer mas lento...

aqui es donde yo digo... QUE BARBAROO!!!

1 comentario:

Cyriel dijo...

es un barbarasasaso el don sii :D