miércoles, junio 25

El cuervo y el conejo.

Un cuervo se pasaba el día sentado en un árbol sin hacer nada.
Un conejo le preguntó: “¿Podría sentarme como tú y pasarme el resto del día sin hacer nada?”.
El Cuervo respondió: “Claro, por qué no.” Así pues, el conejo se sentó en el suelo junto al árbol y se quedó dormido.
Un zorro saltó sobre el conejo y se lo comió.

Moraleja de la Historia:
Para pasarte el día sentado sin hacer nada te hace falta estar sentado muy alto.

3 comentarios:

mrlass dijo...

ahh yo creia k la moraleja era que: El Conejo que se duerme se lo come un zorro...

Cyriel dijo...

jajajjaja Lass ta pasao :)

Pamelita dijo...

Muy buena la moraleja, voy a tomar ejemplo.