martes, julio 15

El nuevo nene de Mercedes.



Su aspecto es notablemente agresivo, gracias a los nuevos paragolpes, enormes entradas de aire para poder ventilar ampliamente su gran motor, musculosos pasos de rueda, entre otros muchos aspectos.

El SL 65 AMG Black Series ha sido concienzudamente puesto a dieta, por ello, pesa 265 kg menos que el SL 65 AMG, gracias al empleo de materiales como la fibra de carbono en techo, pasos de rueda, maletero, etc. Su peso total en báscula es de 1.870 kg.

Su motor, como no podía ser de otra forma, es una de esas obras de la ingeniería moderna. Un V12 biturbo de 6 litros con una potencia de 670 CV a 5.400 RPM con un par motor de 1.000 Nm (limitado electrónicamente) entre las 2.200 y 4.000 RPM. Va asociado a una transmisión automática de cinco velocidades “AMG Speedshift Plus” que permite la elección de cuatro modos de conducción diferente adecuándose al momento: C, S, M1 y M2.

Gracias a este motor, el Mercedes-Benz SL 65 AMG Black Series realiza el 0-100 Km/h en 3.9 segundos y alcanza una más que respetable velocidad máxima de 320 Km/h.


Via: motoradictos.com

2 comentarios:

Kassiopea. dijo...

Yo quiero esteeee!!! El mio esta otra vez en el mecánico, que iba yo circulando y de repente ha desaparecido una ventanilla, se ha bajado de repente el cristal.

Vitin dijo...

Como viviran los pobres?