lunes, febrero 16

Hacerse cosquillas a sí mismo.



Nadie puede hacerse cosquillas a sí mismo: La razón es que el cerebro predice lo que cada quien va a sentir en respuesta a sus propias acciones. Si quieres defenderte de alguien te haga cosquillas, pon tu mano sobre la de la otra persona. Así tu cerebro creerá que eres tu mismo el que se esta tocando.

4 comentarios:

Rafael Moronta dijo...

Ohhhh excelente... muy buen tip!!! ya no me van a joder!!!

Alex dijo...

nitido, vamos a ver que tal me sale

Haren dijo...

el diablo!!! e verdadd!!!:P jajaj

Mandy dijo...

Voy a intentar, luego te cuento....